Las nuevas formas de habitar

Aumentando la rentabilidad en la comercialización inmobiliaria
mayo 17, 2016
7 tips para sacarle el mayor provecho a tu crédito Infonavit
mayo 23, 2016

Las nuevas formas de habitar

Concentrándonos en el análisis del “habitanteestudiando de qué modo han variado en estos últimos años los modelos de familia y como han repercutido en el hábitat, tanto en urbanismo como en la esfera privada, dando como resultado “nuevas formas de habitar”.

El abandono de dogmas y la aceptación de un mundo en constante cambio suponen un terreno idóneo para el surgimiento de un consumo que manifiesta la identidad personal a través de los productos o, incluso más allá, mediante experiencias.

“El hiperconsumidor ya no está sólo deseoso de bienestar material: aparece como demandante exponencial de confort psíquico, de armonía interior y plenitud subjetiva… El materialismo de la primera sociedad de consumo ha pasado de moda: actualmente asistimos a la expansión del mercado del alma y su transformación, del equilibro y la autoestima.”

Giles Lipovetzsky

Nuestro objetivo como diseñadores de hogares debemos aportar valor añadido centrándonos en el consumidor, más aun en el habitante, nuestro objetivo debe ser conocerlo, para poder desarrollar el tipo de hogar que se adapta a sus deseos y necesidades a lo largo de su vida.

Debido a una serie de causas sociales, económicas y demográficas en su mayoría, la definición de familia ha cambiado. El modelo de familia nuclear se ha fragmentado y hoy en día se despliegan abanicos de posibilidades muy diversas en un entorno en el que conviven múltiples formas de concebir las unidades del hogar. Es preciso saber quiénes las forman, cómo son, cómo se comportan, cómo viven, qué necesitan.

Alejandro-Gimenez-Architects-Las-Chapas-02

Nuevas formas de habitar

Las nuevas formas de habitar se han sucedido de un modo muy veloz, de manera que no es sencillo asimilar y entender por parte de la arquitectura debemos realizar un esfuerzo extra para adaptar sus estructuras a estas situaciones. Debemos analizar a sus habitantes que constituyen en la actualidad el mosaico socioeconómico. Ya que creemos que mejorar nuestro entorno nos ayudará a mejor la relación entre todos aquellos que lo habitamos.

Los españoles, y la mayoría de la población mundial, consideran la familia como una de las cuestiones más importantes en su vida.  Este núcleo esencial nos mueve a luchar y trabajar no sólo por la supervivencia, sino por la mejora de su bienestar, queremos darle lo mejor a nuestra familia.

Lo que debemos destacar es que las familias no son solo aquellas que han creado los lazos de sangre, sino aquellas surgidas de muy distintos vínculos. Los movimientos demográficos, los avances tecnológicos, los diferentes estilos de vida, han propiciado un cambio en la composición de los hogares.

Teniendo en cuenta que las ciudades ocupan un 2% de la superficie terrestre y el 75% de los recursos. El papel que tendrán las ciudades en el futuro será decisivo, ya sean núcleos urbanos en forma de megaciudades o de ciudades medianas. Éstas habrán de proveer a sus habitantes de unas condiciones aceptables para que se desarrollen, hablamos de vivienda y servicios, pero también de trabajo y movilidad, socialización y ocio, así como mecanismos de participación urbana y medidas contra la exclusión social y a favor de la diversidad, pero a la vez deberán contribuir a la sostenibilidad del planeta, pues son estas concentraciones humanas las que más recursos consumen y más polución generan.

Alejandro-Gimenez-Architects-Sotogrande-01

Accesibilidad a la vivienda y diversidad

La diversidad en las ciudades corresponde al nivel de variedad en cuanto a composición étnica, dispersión de edades y renta, niveles de educación o sectores de empleo. La capacidad de coexistencia de las ciudades facilitará la cohesión social y generará barrios mezclados donde se satisfagan necesidades culturales, sociales y económicas, lo que favorecerá la tolerancia.

El modelo de la lógica del crecimiento, que se sigue en las principales urbes y en los países de economías de mercado, implica la utilización continua y cada vez más intensa de recursos. Actualmente, las políticas relativas a la gestión sostenible de los recursos naturales se orientan a la mejora de los sistemas de producción, gestión y uso más eficaz de la energía, como la reducción del consumo, la introducción de energías renovables o el reciclaje, la recuperación de suelos contaminados y el aprovechamiento del ciclo del agua.

Los grandes cambios que se dieron en la edificación y que supusieron la transformación hacia la vivienda actual se dieron a principios del siglo xx, en lo que constituyó el Movimiento Moderno. Éste inicia uno de los cambios más importantes hacia una vivienda funcional, que facilita la estandarización, la prefabricación y la economía, dando como resultado espacios sencillos, luminosos y ordenados, orientados a proporcionar una vida confortable.

Todos los factores que hemos introducido anteriormente ponen en evidencia cómo está variando la relación del habitante con la casa y en qué medida se dispone de las suficientes herramientas para que el hogar evolucione. Desde los años 70, la arquitectura más experimental se centró en los edificios institucionales o públicos. Sin embargo, la coyuntura actual del sector de la construcción ha variado drásticamente. Un nivel mayor de oferta, sumado a una demanda cada vez menor, fomentará que la nueva construcción ofrezca cada vez mayor valor añadido, con lo cual es de prever que se innove mucho más. Este probable y necesario interés por la actualización y la innovación en cuanto al hogar, va más allá de un plano estético o de acabados. Así, las nuevas viviendas se aproximarán a la diversidad de formas de vivir mediante la flexibilidad y deberán hacer un esfuerzo por conseguir la sostenibilidad, demandada por los usuarios y a la vez requerida por las administraciones.

Alejandro-Gimenez-Architects-Sotogrande-02

Flexibilidad

Ampliamente entendida, para adaptarse a los cambios de las unidades del hogar, de la mentalidad de sus miembros y para afrontar los cambios en las situaciones económicas o el aprovechamiento de la superficie de la vivienda.

  1. La personalización de las viviendas a través de la flexibilidad inicial, en la que el usuario puede definir las características de la vivienda antes de que finalice la obra. Si bien hasta ahora los promotores ofrecían una ilusión de personalización a través de la elección entre dos o tres acabados, a lo sumo, es nuestra obligación el personalizar mucho más, hablamos de la casa catálogo y la casa de los sueños. 
  1. La adaptación continua a las situaciones cada vez más cambiantes y menos estáticas del hogar se realiza a través de flexibilidad permanente a lo largo de toda la vida de la casa. Son estrategias que permiten evolucionar al hogar junto con sus integrantes como la casa perfectible y la casa desjerarquizada o aquellas que lo dotan de elasticidad, la casa se amplía o reduce según las necesidades, estaríamos hablando de la casa plug-in o lacasa dispersa.
  1. La creación de espacios flexibles para albergar diversas funciones refleja los cambios en los valores y actitudes de la sociedad, nuevas formas de comunicarse, convivir, de ocio, además de hacerse cargo de situaciones económicas desfavorables hacia la vivienda. Las estrategias en este sentido son la casa 3D, la casa núcleo y los bloques colectivos, que, además de suponer un aprovechamiento del espacio y una mayor cantidad de usos para el espacio habitable, fomentan la socialización. La estrategia de la casa móvil está muy vinculada al carácter nómada de la nueva sociedad.

Alejandro-Gimenez-Architects-Sotogrande-03

Sostenibilidad

La búsqueda de sostenibilidad se realiza de una forma global, no sólo hablamos de la eficiencia energética de los edificios, sino de lo que se denomina el ciclo cerrado (las 3 R reducir, reutilizar y reciclar) e incluso de la mejora del medio ambiente por parte de los edificios, como la purificación del aire a través de fachadas verdes o por la integración de elementos naturales estructurales.

Más allá de esto, las casas deberían asumir y promover acciones cotidianas más sostenibles, como el ahorro energético o la separación de residuos para el reciclaje.

En cuanto a los edificios, existen dos tipos de actuaciones en pro de la sostenibilidad.

  1. Sostenibilidad pasiva. Consiste en una serie de acciones de carácter constructivo que están orientadas a disminuir el consumo energético del edificio durante su uso. En este sentido hablamos de:
    • Aislamiento térmico.
    • Orientación: aprovechamiento de la energía solar / inclinación solar a lo largo del año / inercia térmica de los materiales / transformación de la energía lumínica en energía calorífica / doble piel / muros sombra / etc.
    • Ventilación cruzada.
  1. Sostenibilidad activa. Se refiere a la producción de energía solar o eólica por parte de los propios edificios, la limpieza del aire a través de mantos verdes en cubiertas o fachadas o el aprovechamiento del agua de lluvia, así como la reutilización de aguas grises o de lluvia.

Alejandro-Gimenez-Architects-Elviria-03

 

Fuente: cosasdearquitectos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *